Intromisión ilegítima por ruido superior a los límites legalmente permitidos

La Sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia núm. 11 de Valencia estimó parcialmente la demanda interpuesta solicitando que se condenase a los demandados a que dejasen de tocar el piano en la vivienda o que si deseaban continuar tocando el piano en la misma, adoptasen las medidas de insonorización adecuadas para evitar que su uso transmita a la vivienda de los demandantes niveles sonoros equivalentes o picos de ruido superiores a los 35 dBA en horario diurno y a los 25 dBA en horario nocturno, las cuales deberán ser constatadas técnicamente antes de volver a tocar el piano; así como a que se condenase a los demandados a que se abstuvieran de efectuar nuevas inmisiones en el futuro y a una indemnización a cada uno de los demandantes y a su hija menor de edad en la cantidad de 5.460 €, con los intereses legales pertinentes desde el momento de interposición de la demanda hasta su completo pago, con el incremento previsto en el artículo 576 LEC; así como a indemnizar en las cantidades correspondientes al tiempo que medie hasta el cese efectivo de las molestias en la vivienda, que se determinará en ejecución de sentencia tomando en consideración las bases empleadas en el presente escrito.

Sentencia completa aquí