El 52 por cien de los baleares afirma sufrir contaminación acústica en su casa

En Baleares, el 52 por cien de los residentes afirman que existe contaminación acústica en su vivienda. De hecho, estos afirman que identifican por los ruidos cuando llegan a casa los vecinos, a qué hora apagan la televisión por la noche o cuando pone la lavadora, aunque no les interese. Son ruidos comunes que dan paso a un enemigo invisible, al cual, en la mayoría de los casos no se da la misma importancia que a los visibles, aunque sus consecuencias son igual de negativas.

Y es que la contaminación acústica es un problema muy serio. La OMS recomienda registros sonoros por debajo de 45dB, pero en la mayoría de los hogares españoles se registraron valores muy por encima de 65 dB, niveles muy por encima de lo recomendado, generando un fuerte malestar debido a la interferencia de las actividades básicas (dormir, descansar, estudiar…) y en casos más graves provocando hasta enfermedades psicológicas y fisiológicas.

Los residentes en las Baleares, cada vez son más conscientes de las consecuencias de la contaminación acústica en sus hogares. Por ello, en estos últimos tres años se han triplicado las solicitudes para la insonorizacion de vivienda, según los datos de la plataforma de obras y reformas, según datos con los que cuenta el portal Habitissimo. En 2016, se registró un incremento del 82 por cien en comparación con las solicitudes registradas en 2015. Y en 2017, se mantuvo este crecimiento, registrándose un incremento del 29 por ciento en comparación con las peticiones registradas el año anterior en Habitissimo. En lo que llevamos de 2018, esta plataforma afirma que “la tendencia parece indicar que se superaran los solicitudes registradas en el año anterior”. Las poblaciones donde más peticiones de insonorización se han registrado en 2018, han sido Palma (50%), Manacor (8%) y las poblaciones costeras Alcúdia (5%) y Capdepera (5%).

Recomendaciones

Y es que para combatir la contaminación acústica, este portal recomienda un buen aislamiento para mejorar no tan sólo la vivienda, sino de las personas que viven en ellas. Aunque el aislamiento es una obra de cierta magnitud, esta está relacionadas con una inversión en calidad y el bienestar de las viviendas y a medio plazo supone siempre un ahorro. El precio de una actuación más integral para aislar las paredes de una vivienda de 70 metros se situaría entre los 3.000 y 4.000 euros. Ésta es una inversión grande pero se amortizará en el consumo de electricidad y confort ya que reducirá el uso de aparatos de climatización al menos en un 30 por cien.

Pero también existen varias posibilidades sin necesidad de obras que pueden ayudar a aislar diferentes espacios de una vivienda. Una posibilidad son los biombos aislantes que permite un montaje fácil, con posibilidad de moverlo para separar ambientes. O los paneles acústicos que pueden colocarse como elementos decorativos en la pared. Estos últimos permiten trabajar en dos direcciones: en el interior de la habitación los paneles proporcionan absorción acústica, reduciendo ecos y reverberaciones; y hacia el exterior aíslan la habitación, disminuyendo los niveles de ruido y contaminación acústica. Si se opta sólo por aislar una zona determinada el precio partiría de unos 70 euros.

Fuente: http://www.mallorcadiario.com/noticia/518156/sociedad/el-52-por-cien-de-los-baleares-afirma-sufrir-contaminacion-acustica-en-su-casa.html