Recibe una brutal paliza tras pedirle a sus vecinos que bajaran la música

Según la denuncia, le golpearon cinco miembros de la misma familia en su propia casa.

DL | LEÓN

Un vecino del barrio de La Estación de Villadangos del Páramo presentó en el noche del pasado lunes una denuncia en la comisaría de Benavides de Órbigo tras recibir, según su testimonio, una fuerte paliza por parte de cinco miembros de la misma familia, vecinos suyos.

Según consta en su declaración, J.M.G.C. se encontraba el lunes 23 por la tarde en su casa, en la que además viven su mujer y su hija, —que en el momento de los hechos no se encontraban en la vivienda—, cuando sus vecinos, que según consta en la denuncia son de etnia gitana, pusieron la música a todo volumen. Después de varias horas aguantando, a eso de las diez de la noche llamó por teléfono al cuñado de sus vecinos, con el que asegura tener buena relación, para pedirle que se pusiera en contacto con ellos y les pidiera que bajaran la música. Minutos después, la música cesó por completo. Su sorpresa fue que al poco rato llamaron al timbre. Cuando fue a abrir la puerta estaba su vecino con su mujer, una hija y dos yernos, que presuntamente le rodearon pidiéndole explicaciones de porqué les había mandado apagar la música cuando estaban en su finca. El denunciante les aclaró que él sólo había pedido que la bajaran, ya que estaban molestando, pero que nunca les había dicho que la apagaran. Acto seguido, y siempre según la denuncia, los cinco miembros comenzaron a golpearle por todas las partes del cuerpo, rompiéndole la ropa y rayando las gafas. Cuando el denunciante les dijo que iba a llamar a la Guardia Civil, el supuesto agresor dijo iban a llamar ellos, y acto seguido llamó. En el lugar de los hechos se personaron tres patrullas de la Guardia Civil que tomaron la filiación de los implicados e instaron a la víctima a que fuera al centro médico y posteriormente al cuartel de Benavides para dar parte de los hechos.

Finalmente, presentó una denuncia acompañada por un parte médico que atestigua los fuertes golpes recibidos por todo el cuerpo, así como las heridas perfectamente visibles en la cara.

El denunciante declaró ayer que «ya está bien de que esta gente tenga atemorizados a todos los vecinos, y que si la ley es igual para todos, que la cumplan y se adapten a las reglas de convivencia».

Fuente: http://www.diariodeleon.es/noticias/provincia/recibe-brutal-paliza-pedirle-sus-vecinos-bajaran-musica_1244125.html