Cargos públicos que ignoren al Defensor podrían ser inhabilitados

El Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, es partidario de endurecer las medidas para obligar a las administraciones públicas a que atiendan las resoluciones de la institución, hasta el pundo de que aquellos cargos públicos que persistan en su actitud de desobediencia podrían ser inhabilitados.

De cara a una futura reforma legislativa, el Defensor del Pueblo no solo remitirá a la Fiscalía los casos de falta de respuesta a las peticiones de información, como ocurre en la actualidad, sino que también trasladará al Ministerio Público los episodios en los que un organismo no ejecute sus peticiones e incurra en un «delito de desobediencia».

Maeztu, que ha intervenido esta tarde en un almuerzo informativo en Sevilla, ha puesto especial énfasis en los problemas derivados de la crisis económica, que en su opinión se ha traducido en un «desmantelamiento del Estado del Bienestar», con un aumento progresivo de familias sin apenas ingresos.

El Defensor del Pueblo ha considerado sumamente grave el problema del ruido nocturno en las ciudades, producto en gran medida de la inactividad de los ayuntamientos, que no activan las medidas de control que serían necesarias, y debido a también a una «cierta connivencia» con los infractores. 

 Fuente: http://sevilla.abc.es/andalucia/20141112/sevi-defensor-puebloandalucia-201411121726.html